Drones: esto no es un juguete de niños

drones-esto-no-es-un-juguete-de-ninos-mundodronMe llamo Rafael Cruz y hoy me cuelo un instante en el blog de María José para charlar sobre un tema que cada día es más popular y llena las cabeceras de periódicos (tanto para denigrarlos como para regalarlos): los drones. Es importante decir que el que os habla es un amante de estos aparatos y que disfruta cada día volándolos. Por eso, lo que voy a contar y relatar no es fruto de un odio irracional o de una demonificación de una moda que viene a llevarse a nuestros niños, nada más lejos de la realidad. Son simplemente algunos consejos y datos que muchos que están fuera de este hobby desconocen y, que dentro de él, son de sentido común. Así que comenzamos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, más allá de que seas un niño o un adulto, los drones tienen una legislación y una serie de normas que hay que cumplir si o si cuando volamos en exterior (me da igual que sea el patio de tu casa o un solar abandonado). Las reglas hay que cumplirla tanto porque la legalidad lo obliga como que, encima, son de sentido común. Para más información sobre estas normas os adjunto aquí las normas de uso recreativo de drones según AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea). Una vez dejado de lado la información legal hay que entender que este tipo de aparatos (en muchos casos juguetes, según lo que entendamos por este término) son de gran peligro. No aptos para cualquier persona en cualquier momento.

drones-esto-no-es-un-juguete-de-ninos-mundodron-5

No nos podemos dejar llevar porque sean pequeños, poco potentes o cualquier historia que podamos imaginar. En todas sus formas son peligrosos. Punto. Eso es importante de entender para poder divertirnos con los más pequeños de la casa con ellos, tomando las medidas de seguridad oportunas. No son muchas, así que con más razón no podemos ignorarlas. La norma básica más importante es la siguiente: los niños no deben jugar con drones solos. Siempre tienen que estar supervisados por un adulto. Esto es básico, ya que con este tipo de juguetes se puede estar tentado de hacer acciones y vuelos peligrosos que pueden acabar muy mal. ¿Te imaginas una hélice moviéndose a una velocidad de vértigo acercándose al ojo de alguien? Pues, básicamente, creo que hemos retratado de manera bastante gráfica lo que pueden hacer.

La siguiente norma de seguridad que nos parece muy importante es no dar drones de gran potencia a los niños. Hay multitud de drones a bajo precio que puedes comprar que tienen una potencia realmente baja e, incluso, el precio puede ser un indicativo bastante interesante. Cuando un drone pasa de los 30 euros… puede que estemos ante algo que no deba ser volado por un niño. Esto que he comentado se aplica a la hora de comprar en tiendas por Internet, ya que si compras un drone en un centro comercial, no tendrás muchos problemas si los compras en una juguetería. Esos no suelen tener una potencia desmesurada y son correctos para un uso responsable realizado por un menor.

drones-esto-no-es-un-juguete-de-ninos-mundodron-2

Otra norma de seguridad que muchas veces se escapa a los usuarios que deciden comprar cuadricópteros a sus hijos es el sitio donde volarlos. En resumidas cuentas: lugares apartados de núcleos urbanos y donde no haya nadie. Siempre en exterior. Un adulto pues no tendría problemas en volar muchos tipos de drones en interior, pero por seguridad, esta práctica no debería de extenderse a los niños. De todas formas, esto ya depende del grado de madurez que tenga el niño, así que mejor que juzguen los padres.

drones-esto-no-es-un-juguete-de-ninos-mundodron-3

Por último, y no menos importantes, hay que destacar el mantenimiento del drone. Antes de volar el drone con nuestros hijos hay que verificar su funcionamiento, además de diferentes factores que hay que mantener durante todo el tiempo que no se esté volando. Con una simple búsqueda en Internet o consultando al dependiente de una tienda de aeromodelismo… sabremos cuales son las cuatro cosas que hay que hacer y que no hay que hacer en cuanto a su mantenimiento. Así ningún problema.

En fin, espero que haya sido de utilidad a todos aquellos que quieran adentrarse en este mundillo, tan fascinante y entretenido como el que más. Disfrutar de este tipo de hobbys con los más pequeños es todo un placer que recomiendo siempre, siempre y cuando se entienda que es peligroso y que hay que seguir una serie de normas de seguridad. Un abrazo a todos y nos vemos por los cielos.

Sobre el autor

Me llamo Rafael Cruz Durán y soy un apasionado del aeromodelismo en lo relacionado con los drones. Licenciado en Comunicación Audiovisual, youtuber, blogger… en definitiva: un informador más en internet sobre el mundo de los drones. Creador de la plataforma Mundodron en la que cada día subo vídeos y escribo sobre esta pasión que todos los días me hace levantarme con una sonrisa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

adultos, Coleccionistas, Drones, Educación
Previous Post Next Post

2 comentarios

  • Reply plataforma salvaescaleras 13/10/2015 at 10:59

    Me alegro de que la ley haya puesto limitaciones al uso de estos aparatos, sobretodo de cara al peligro que corren en manos de los más pequeños. Un saludo.

  • Reply fotografo de bodas 17/11/2015 at 19:33

    Menos mal que ahora se requiere licencias porque son “juguetes” más peligrosos de lo que pueda parecer. Un saludo.

  • Déjame un comentario, me encanta leerlos